Saltar al contenido

¿Qué son las finanzas personales?

Finanzas personales
Contenido

Finanzas personales, todo hemos escuchado hablar de las finanzas personales, y en resumen, no son mas que una herramienta, que permite que una persona individual maneje su dinero correctamente, existen obviamente quien lleva sus finanzas personales de manera saludable y quienes las mantienen en un estado enfermo todo el tiempo.

El objetivo de las finanzas personales es que mantengas un estado económico estable, saludable ya sea a corto, mediano o largo plazo.

La idea es que tengas un plan para cada plazo, desde comprar un sartén nuevo, hasta la universidad de tus hijos y tu pensión, siempre teniendo en cuenta tus ingresos y gastos, es decir tus limites financieros.

Antes de Seguir quiero aclarar algo que TODOS me replican cuando les digo que tienen que planear a largo plazo 👇.

La frase “sabia”, “Inteligente”

¿Y si me muero mañana?, no disfrute, no hice, no gaste, no me compre lo que quería, no comí rico, etc, etc, etc.
R: ¿Y si no?

Es para mi, la replica mas egoísta que alguien puede dar.

La respuesta en bien simple, ¿Y si no te mueres mañana?, ¿y si vives hasta los 100 años?.

De todos modos, si te mueres mañana, se tiene que pagar ataúd, lugar en el cementerio, funeraria, gastos de hospital si estuviste hospitalizado, si tuviste algún accidente hay que pagar daños y peor si no tenías seguro de vida o de gastos médicos mayores, y dime ¿Quién crees que va a pagar todo eso?, porque alguien lo tiene que pagar, TU FAMILIA o alguien cercano a ti.

Así que es momento de ponerse serios.

Todos quieren aplicar la frase de “Disfruta hoy, paga después”, pero la realidad es diferente, pocas cosas funcionan con la lógica de esa frase.

Espero no estar sonando un poco duro, pero las cosas en la vida real así son, si estás pensando en que puedes morir mañana, al menos no dejes deudas o problemas a tu familia, vete en paz y deja a los vivos vivir en paz y con tranquilidad, no seas hijoeputa.

En pocas palabras, debes aprender a vivir la vida de ambas formas, como si fueras a morir mañana y como si no.

Vive hoy con moderación, disfruta un lujo de ves en cuando, viaja, come, compra, adquiere, has todo lo que quieras, pero con moderación, de manera que te permita dejar lo suficiente para vivir de la misma manera cuando llegues a viejo.

El post entero, se puede resumir en una sola imagen:

Me puedes decir lo que ya me dijeron todos “Los de abajo disfrutaron más” (y ahora yo me rio 🤣) el detalle es que los de arriba disfrutan hoy tanto como lo hicieron antes (míralos, quien no querría verse así a los 70 años), los de abajo medio disfrutan y medio sufren.

Ahora transfiere esto mismo a tus finanzas personales. Los de arriba ahorraron mínimo para vivir de la misma manera que de jóvenes, los de abajo “se morían mañana” y ahora apenas sobreviven y todo por que no se murieron al siguiente día.

Para planear estos objetivos debes hacerte una serie de preguntas:

¿Qué clase de vida quieres tener después de jubilado?

Estoy seguro de que querrás seguir comprando cosas que ahora puedes disfrutar, una pantalla más grande, un viaje a donde siempre habías querido ir, pero por trabajo nunca pudiste, quieres salir con tu viejita a pasear, quieres llevar a los nietos a dar un paseo, a un viaje, quieres comprar un carro nuevo, quieres heredar a tus nietos alguna cuenta para la universidad, para algún negocio, no sé, aun no soy tan viejo.

Pero considera esto con calma, cuando llegues a jubilarte tu salario será lo que hayas ahorrado toda tu vida laboral, si ahorraste con constancia seguro que tu pensión o tus ahorros, serán lo suficientemente grande como para vivir muy cómodamente.

Si siempre decías ¿Y si me muero mañana? y te gastabas todo, seguro que tu pensión serán unos pocos dólares que de puro comprar comida te van a durar apenas unas semanas y ni al siguiente mes vas a llegar.

Así que ahorra, en algún banco que te de rendimientos, como mínimo iguales a la inflación, en el mejor de los casos, más alto que la inflación, en algún fondo indexado, en algún plan para el retiro (PPR), en alguna propiedad que estes dispuesto luego a vender cuando suba de precio, algo similar.

La idea de esto es que cuando vayas a obtener el dinero de eso en lo que ahorraste, te alcance para vivir bien cuando seas viejo y que no tengas que estar dependiendo de otras personas económicamente.

No porque eso sea malo, sino porque si hoy te da la gana irte de viaje o comprarte algo que te gusta, te lo puedas comprar a gusto, que lo disfrutes sin culpas de nada.

Si pierdo mi trabajo hoy, ¿cuánto tiempo puedo estar sin trabajar?

Esto es importante y decírtelo esta demás, peor aún si eres la cabeza de la familia, es algo que ya deberías saber o al menos algo que ya deberías haber considerado.

Cuando se trata de finanzas personales y eres cabeza de familia, no puedes hacer las cuentas sin pensar en esta situación, supongo que es algo obvio.

¿Si hoy pierdes tu trabajo? Cuantos meses de alquiler puedes pagar, cuantos meses de tu deuda puedes pagar, cuantos meses de alimentos y básicos puedes cubrir; Tal vez algo extra como una emergencia médica, gasolina o reparaciones para tu auto y similares.

Para esto siempre se recomienda tener un colchón de entre 3 y 6 meses de tu salario actual, o como mínimo 3 a 6 meses de los gastos básicos de tu hogar.

De esta forma tu familia no sufrirá las consecuencias de tu falta de empleo y tu podrás buscar un buen trabajo con calma, no vas a tomar cualquier empleo que te llegue por la urgencia de encontrar trabajo, podrás buscar uno donde tu capacidad laboral sea bien remunerada y bien valorada.

¿Qué le voy a dejar a mis hijos?

Tienes que considerar dejar un patrimonio para ellos y/o para tu pareja o para alguien cercano a ti, ya sea que dejes dinero, casa, carro, negocio, algo, lo que tú quieras, bueno, no; No vayas a dejar el cuadro viejo que pinto alguien porque “algún día valdrá muchísimo dinero” o chacharas de ese estilo que realmente nunca llegan a tener un valor real, más allá de la anécdota.

Pero bueno, fuera de eso, si tienes que considerar dejar algún patrimonio por si llegas a faltar algún día, y es importante que dejes todo esto por escrito, ya que si no lo haces no vas a dejar más que problemas y tendrás a todos peleándose por tus cosas, hasta el tío que hacia 35 años no veías, créeme, parece chiste, pero es anécdota.

Pensar en este punto, es importante si quieres una buena educación para tus hijos, o porque puedes apoyarlos en su negocio, es importante por alguna emergencia que ellos puedan tener, es importante darles la seguridad para que puedan comenzar a hacer sus vidas de manera correcta.

Tampoco te estoy sugiriendo que les soluciones la vida, no.

Simplemente dar la certidumbre de que las cosas van a estar bien y que ellos pueden enfocarse en lo suyo.

Si no tienes hijos o no planeas tenerlos, todo lo anterior aplica para cualquier persona o ser querido que te rodea.

¿Tengo deudas?

Las deudas se pagan si o si.

Ya sea que ya tengas una deuda o estés pensando en endeudarte con algo, debes considerar los riesgos que implica, si te quedas sin trabajo, si tienes alguna emergencia que te impida pagar.

Antes de adquirir la deuda debes considerar los escenarios posibles y hacer un plan para evitar afectar tu reputación de crédito y eso como mínimo, pues hay bancos que irán por más que solo tu reputación y su dinero de vuelta.

No me refiero a que necesites tener mucho dinero para poder ser deudor, me refiero a que no adquieras deudas mas grandes a tu capacidad de pago, y tu capacidad de pago, debes calcularla después de gastos, ahorro e inversión.

Lo que te estoy sugiriendo es que consideres arduamente si es que de verdad necesitas esa deuda.

Si ya estas endeudado, no pagues el mínimo, pero tampoco te quedes sin nada en el bolsillo, paga lo más que puedas y elimina la deuda lo más pronto posible, si no tienes otra forma de pagar más que quedarte con nada en el bolsillo, ni modo corre el riesgo y la siguiente piensa 2 veces si es que puedes o no adquirir la deuda.

He escuchado a muchos decir que hay deudas buenas y deudas malas, pero déjame decirte que en el caso de los individuos de a pie, jamás existe la deuda buena, toda deuda es mala, pues la mayoría de la población dependemos de un empelo que podemos perder hoy mismo.

No eres una empresa enorme, con grandes cantidades de capital el cual podrías liquidar en caso de emergencia.

Al contrario, los niveles de liquidez y capital con los que contamos el grueso de la población son niveles muy bajos, por tanto, tener una deuda implica que debemos pagarla cuanto antes, pagar esa deuda debe ser la prioridad #1.

Las deudas buenas deberían venir cuando hayas terminado de pagar tu deuda mala y cuando tengas ya un colchón de dinero en el banco, con el cual puedas tanto sobrevivir tú, como abonar pagos a quien le hayas pedido el préstamo.

Y esto no tiene otra explicación complicada, no, es simple, si tu negocio por el cual adquiriste una deuda entre comillas, buena, no funciona y se acaba, la deuda la tendrás que seguir pagando, y entonces ¿de dónde vendrá ese dinero?, de tus ahorros para emergencias, si es que los tienes.

Y entonces sí, ni dinero, ni negocio, ni trabajo, a, pero eso sí, tu deuda buena si está muy presente en el banco.

Es por esto que no creo que, en personas a nivel individual, con poca liquidez, dependientes de un empleo, exista la deuda buena.

En pocas palabras, no te endeudes, paga todo al contado, no compres si no te alcanza, no abras un negocio si el dinero no es 100% tuyo, como quiera, así si no funciona no le debes a nadie más que a ti y puedes encontrar un trabajo sin la presión de una deuda.

Ahora, si ya estas endeudado, tu prioridad principal antes de invertir o de cualquier cosa, será pagar esa deuda, no más.

¿Voy a invertir?

Bien una vez que ya no tengas deudas, tendrás un poco más de dinero, que no deberás dejar quieto.

Pero para esto, debes saber que la base de toda inversión, siempre, siempre, será el ahorro, si no ahorras, no tendrás capital inicial para invertir, así que primero que nada ahorra.

Ahora veamos, ¿en qué vamos a invertir?, ¿Cuál es el riesgo de debo asumir?, son aspectos que debes definir antes de realizar cualquier inversión.

Lo ideal de las inversiones es que todas sean a largo plazo, son las inversiones más seguras, no generan un alto rendimiento como la especulación, pero son mucho más seguras que la especulación.

Considera aprender a invertir, en lo que quieras, Fondos Indexados o ETFs, en CETES, en acciones, en tu AFORE, crowfunding, prestamos en plataformas, en fondos de inversión de bancos, etc, etc.

Pero es importante que destines cierto % de tus ingresos a invertir y re-invertir, solo así crecerá tu dinero.

Ahora existen muchas casas de bolsa, como GBM, Kuspit, Actinver y otras más, que te dejan abrir cuentas con poco capital y en estas plataformas podrás encontrar diversos instrumentos de inversión.

Mi sugerencia personal es siempre mantenerse en fondos indexados, es decir practicar, al menos en el comienzo, la inversión pasiva y también invertir en activos de renta fija, ya tienes los nombres, es tu turno de comenzar a capacitarte e investigar de que se trata todo eso, no esperes jamás que alguien te solucione la vida.

No recomiendo en un inicio comprar acciones individuales, ni especular en mercado de monedas, ya que la volatilidad implícita y el riesgo es enorme.

Capacítate, lee, investiga y sobre todo ten paciencia que es una carrera de distancia, no de velocidad.

¿Qué lujos me voy a dar?

Dentro de todo tu plan de finanzas personales debes incluir si o si, sin lugar a dudas, una parte de dinero para el ocio ya sea guardar un poco de tu salario para ir a un viaje a un lugar al que siempre habías querido ir, para comprar el traje de lujo que viste la otra vez, para una pantalla nueva porque la tuya ya casi es para la basura.

Este punto es más bien para aumentar tu capital mental, psicológico, emocional, que sientas que todo el trabajo, los desvelos, el esfuerzo, el sacrificio, están valiendo la pena, es pagarte a ti mismo.

Es importante que de vez en cuando te pagues, pero no olvides hacerlo después de que le hayas pagado primero a tu yo del futuro.

Si solo estas gastando hoy, tu yo del futuro va a pasarla mal o medianamente bien.

Recuerda vivir tu vida como si fueras a morir mañana y como si fueras a vivir 100 años.

Por esto debes buscar como pagarte sin necesidad de endeudarte, o al menos no mucho o de gastarte todo el dinero que tenías ahorrado.

Como ya dije antes, actualiza tu celular, cómprate ropa, vete de viaje, come rico, y todo lo que quieras, la idea es que te sientas cómodo gastando en eso y que te haga feliz, para que puedas ir al trabajo con gusto y puedas seguir trabajando con ánimo, con la moral alta.

Y por esto es importante no gastar más de lo planeado o más de lo debido, ya que tener esta idea en tu cabeza también socaba tu moral, tu animo porque o ya no tienes dinero o tu próxima quincena se va a ir casi completa al banco.

Y esa no es la idea de este punto.

Así que date lujos, con moderación.

¿Qué cosas son de mi propiedad? y ¿cuánto me cuestan?

Debes tener en cuenta también todo tu capital, es decir:

Si tienes carro, motocicleta, casa, departamento, negocio o algún bien similar igual de grande, lo debes tener considerado dentro de tus planes de gastos.

En esta lista debes incluir tanto cosas presentes como futuras, las futuras la vamos a considerar en el punto siguiente.

Las cosas que tienes ahora, ¿Las vas a vender, renovar, alquilar, a conservar?, muchas de estas cosas tienden a perder valor, incluso los bienes raíces si no son manejadas de manera adecuada, pero estas más bien suelen ser la excepción a esta regla.

Si pretendes que estos bienes trabajen de cierta forma para ti, entonces no significan precisamente un gasto, pero si no, considera que estos bienes necesitan mantenimiento y reparaciones, que deben ser consideradas en tus gastos del corto-mediano plazo, entre más abandones estos bienes, más costosos serán reparar o mantener.

Si te están generando ingresos de alguna forma, pues ya tu deberás determinar cómo llevar las cuentas de esos bienes.

Si estos bienes te están generando más gastos que beneficios, lo mejor es que te deshagas de ellos, que los vendas en el mejor de lo casos o que los heredes, la idea es que tengas los menos bienes que te generen gastos y más de los que te generen ganancias.

También es preciso que en caso de alguna emergencia tengas conciencia del precio actual de compra-venta, toda la documentación en regla y un tiempo estimado en que podrías vender el bien para cubrir tu emergencia.

Esto nos lleva al siguiente punto.

¿Qué bienes quiero adquirir?

Si estás pensando en adquirir algún bien, ya sea un carro o una casa, por ejemplo, debes tener un plan bien estructurado si es que lo piensas comprar a crédito, como ya mencioné en el punto de las deudas, no puedes adquirir una deuda si tu capacidad de pago no es suficiente y menos si estamos hablando de una casa o un carro, bienes que no son nada económicos.

Al contrario, los créditos suelen tener tasas de interesa la mayoría de las veces altísima, lo que aumenta el costo final de ese bien que quieres comprar.

Poner esto en tus planes muchas veces no es a corto plazo, son bienes que llevan meses o años para pagar y que tampoco son sencillos de vender.

Debes tener ya definido para que los vas a adquirir, Quieres la casa o el depa, ¿para rentar o para vivir?, igual el auto, ¿Lo vas a tener para uso personal o para trabajar o ambas?, en cualquier caso, debes contemplar todos los gastos e impuestos que debes pagar una vez adquieras tu casa o carro, por ejemplo.

Gastos que obviamente no deben superar a tus ingresos, si al hacer cuentas de cuanto pagarías por adquirir estos bienes y pagas más de lo que ganas, no es momento de endeudarte, es momento de esperar, capacitarte, subir de puesto o cambiar de empleo con mira a encontrar un mejor sueldo, y entonces, si, reconsiderar.

Una vez que ya tengas un sobrante después de pagar los básicos, fondo de emergencias, inversiones, gastos extras, entonces ya puedes considerar adquirir una deuda de ese calibre.

Se que esto suena muy complicado y que llevara mucho tiempo, pero créeme, hacerlo de esta forma te ahorrara infinidad de dolores de cabeza, recuerda que todo lo bueno y duradero, lleva su tiempo y su proceso, se paciente.

Si me muero mañana ¿Qué estoy dejando atrás?

Sinceramente espero que esta lista este llena de puras cosas buenas, pero somos humanos, entonces realmente no estará llena de puras cosas buenas.

Tampoco lo estoy diciendo con deseo que te mueras ni nada similar 🤣.

Es solo para te hagas consiente de cual es el legado que dejas.

No es tu obligación dejarle nada a nadie, y menos si no puedes, todos tenemos que aprender a rascarnos con nuestras propias uñas y a valernos por nosotros mismos.

Pero si es que pretendes dejar algo, no dejes problemas, no heredes problemas.

Entonces procura no dejar deudas y no dejar problemas legales, son problemas con los que tu familia tendrá que lidiar y lo peor es que ya no podrán regañarte de frente.

Piensa siempre en que tu, no eres tu solo, eres con las personas que te rodean.

Si no puedes no dejes dinero, tampoco se trata de eso, ni bienes materiales si no tienes, solo no dejes problemas.

Ten siempre la documentación en regla, testamento, notificados a los bancos sobre quienes son tus beneficiarios, contratos actualizados y ante notario, avisa a tus familiares sobre donde tienes guardado tu dinero, no precisamente cuanto ni tus contraseñas, pero si no estas tienen que saber a dónde ir.

Esto es también parte de tus finanzas personales, imagina que Steve Jobs se hubiera muerto sin dejar todo esto arreglado, Apple se cae.

Y en tu familia podría pasar lo mismo, de nuevo, parece chiste, pero es anécdota.

Ahora, ¿Qué hago con todo esto?

Vas a separar tus objetivos en corto, mediano y largo plazo, luego vas a destinar una parte de tu salario a cada uno de ellos.

Por ejemplo, tu casa, tu pensión son a largo plazo.

Un auto podría ser a mediano plazo.

Los lujos o algún viaje, para el corto plazo.

Puedes llevar todos esto planes, en una hoja de Excel, en alguna aplicación para tu smartphone, o hasta en alguna hoja de papel, la idea es que puedas plasmar tu meta en números y que veas como poco a poco vas llegando al objetivo, créeme que al final es inmensamente satisfactorio lograr esas metas, no hay sentimiento comparado con lograr tus metas y más cuando te costaron un 🥚.

La idea es que en una columna tengas los ingresos y en otra los gastos, teniendo esto plasmado de forma objetiva, ya puedes hacer cuentas y decidir qué vas a hacer con el dinero que tienes.

La prioridad que des a todo esto depende 100% de ti, pero lo principal siempre es techo, comida y salud, el resto pasa a segundo plano.

Pues si no tienes estas 3 cosas, no puedes tener nada más.

Te dejo un ejemplo de mi sencilla tablita donde apunto mis gastos básicos de cada mes, es decir cosas que si o si, se tienen que pagar cada mes, el restante lo divido en 3 secciones: Inversión, Ocio, Colchón (Fondo para emergencias).

Como puedes ver, no es nada super increíble, ni muy sofisticado, es algo super simple, que me dice de manera rápida, cuanto gané este mes, en que tengo que gastar y si ya lo he pagado. SIMPLE.

Es en esencia, un estado financiero, Ingresos-Gastos=Utilidad.

Puedes hacer esto mismo en una hoja de papel, en tu teléfono, en Excel, donde quieras, la idea es que cada mes, te tomes el tiempo de organizar todo tu dinero, de poner en orden todas tus finanzas personales, que tengas certeza de donde está cada centavo de tu dinero, para que de esta forma tengas calma y tranquilidad, al igual que toda tu familia.

En general y para terminar

Las finanzas personales se trata de vivir bien económicamente, de no sufrir tanto los bajones de la vida, de encontrar el equilibrio entre el hoy y el mañana, vivir bien hoy y dejar suficiente para vivir bien en el futuro.

Por que no sabes cuanto vas a vivir.

Una vez que entiendes algunos conceptos de finanzas personales, notaras que no se trata de saber mucho sobre finanzas, ni contabilidad, ni nada de eso, se trata simplemente de encontrar tranquilidad económica constante, ¿cómo?, sabiendo donde pones el dinero, priorizando y moderando.

Poco a poco vas a entender como la buena administración personal del dinero va a contribuir a tu éxito personal y hasta profesional.

Suscribete a mi Newsletter

Cookies
×